Solo exhibition, ‘No Sólo se Construye con Huesos’, curated by Leandro Martinez Depietri, at HILO Galería in Buenos Aires, Argentina. May 2017.

*Nada atraviesa el cuerpo así nomás, las ideas no se hacen carne todos los días. Intentamos asir lo que nos rodea pero los medios que nos son dados resultan insuficientes.

*Se rozan, por primera vez, las yemas de diez dedos que no se conocen. Algo de esa chispa podría nacer de una obra.

*Si un papel abraza un objeto, adquiere algo de su forma. El grado de reconocibilidad de esa marca depende del deseo de alguien de acercarse al objeto.

*Si el ejecutante intentase ser el objeto, asirlo en su totalidad, podría dejar una huella fidelísima a ese deseo. Alteraría para siempre la materialidad del papel.

*Claudia plantea un escenario. Si una imagen pudiera ser la piel de un nuevo organismo...Si el paisaje diario pudiera plegarse sobre sí y ser la casa de una memoria que contuviera todos los pasos...

*Dos lápices idénticos pero diferentes: el lápiz de un dibujante; el lápiz de un arquitecto.

*Una arquitecta nómade recolecta fragmentos de una ciudad cada vez más inabarcable en su extensión y cada vez más invisible a los transeuntes.

*El grafito es cómplice. Actúa de falso revestimiento aunque su verdadero aporte constructivo es dejar algo de esa subjetividad tan palpable del dibujo. Un trazo es un ladrillo.

*Las obras son impermanentes, registros de un encuentro físico que imprime una forma inestable sobre el papel. Los usos y los orígenes son tan reconocibles como difusos.

*La acción y la huella indeleble. Aunque alguien planchase las hojas en un futuro, las marcas de los pliegues serían imborrables. Las arrugas que deja en la cara una vida expresada en gestos. 

*Todo está construido. Todo está por construirse.

-Leandro Martinez Depietri